Centro Clandestino ESMA

(english version)

La causa ESMA es considerada una de las llamadas “mega-causas” por el alto número de víctimas e imputados que nuclean las investigaciones. Dada la magnitud del expediente, el juez federal de primera instancia Sergio Torres ha dispuesto que la investigación avance en forma fragmentada, según diferentes criterios, dividiendo la causa en partes que involucran a diferentes imputados y corresponden a diferentes víctimas y hechos.

Al mes de mayo de 2009, ya han sido elevadas a juicio ocho partes del expediente. Cinco de esas partes se unificarán en el que será el segundo juicio por la causa ESMA, que se espera comience el 11 de diciembre de 2009 de este año. Debe recordarse que una primera elevación, que llegó a juicio en diciembre de 2007, enmarcaba hechos de tortura que habrían sido cometidos por el prefecto Héctor Febres alias “Selva”. Lamentablemente, su muerte prematura días antes de la lectura de la sentencia impidió que el juicio llegue a término, y las actuaciones quedaron nulas.

Existen cuatro partes de la causa que han tramitado separadas del expediente principal desde un principio. Se trata, en principio, de la conocida como “Testimonios B” – donde se investigan los secuestros de un grupo de familiares y Madres de Plaza de Mayo que, junto con las monjas francesas Leonie Duquet y Alice Domon se reunían en la Iglesia Santa Cruz – y “Testimonios C”, relativa al asesinato de Rodolfo Walsh, así como del robo de su obra inédita. Estas dos serán parte del juicio que iniciará en octubre. Luego, existen dos tramos más que investigan la apropiación de los bienes de los detenidos-desaparecidos alojados en dicho centro clandestino durante su cautiverio. Pero, además, el expediente principal ha sido a su vez dividido en 4 tramos o elevaciones parciales: el denominado “Testimonios A”, que nuclea las primeras actuaciones que se realizaron en la causa, retomando las investigaciones de los años 80; un pequeño número de hechos que se le imputan al capitán de fragata (r) Adolfo Donda Miguel; uno similar al anterior pero que tiene por imputados al vicealmirante (r) Oscar Montes y al capitán de corbeta (r) Carlos Octavio Capdevilla; y, finalmente, el que nuclea hechos del año 1976. Los primeros tres serán también parte del juicio próximo a iniciarse.

Actualmente existen 148 implicados en esta causa. De éstos, 63 se encuentran procesados, 59 de ellos cumpliendo prisión preventiva. El 60% de éstos se encuentra alojado en el complejo penitenciario de Marcos Paz, mientras que aproximadamente el 35% cumple arresto domiciliario.

 

Clandestine Center ESMA

ESMA cause is considered one of the “mega-causes” by the high number of victims and former perpetrators which are involved in the investigations. Given the magnitude of the file, first instance federal judge Sergio Torres has arranged that the investigation advances in a fragmented way, according to different criteria, dividing it in parts which involve different perpetrators and correspond to different victims and facts.
Up to May of 2009, eight parts of the file have been elevated to trial. Five of these parts will be unified in ESMA’s second trial, which will start in December 11th. One first elevation, which trial was being celebrated in December of 2007, framed torture facts that would have been committed by the prefect Héctor Febres alias “Selva”. Unfortunately, his premature death days before the reading of the sentence prevented that the judgment arrives upon maturity, and the performances were null.

There exists other four parts of the ESMA cause which have transacted separated of the main file from the beginning. One is known as “Testimonies B” and refers to the investigation of the kidnappings of a group of people who used to meet at the Church Santa Cruz (detainees-disappeared relatives and Mothers of Plaza de Mayo), along with the ones of the French nuns Leonie Duquet and Alice Domon. Another, known as “Testimonies C” is relative to the murder of the writer Rodolfo Walsh, as well as of the robbery of his unpublished work. These two will be part of the trial which will begin in October. Finally, the last ones refer to the appropriation of the goods of the detainees-disappeared which were held in captivity in this clandestine center.
In addition, the main file has been divided in 4 sections or partial elevations as well: the first one, called “Testimonies A”, which gathers the first performances that were made in the cause, retaking the investigations of years 80; another refers to a small number of facts that are imputed to the navy captain Adolfo Donda Tiguel; one similar to the previous one but that has been imputed to the vice-admiral (r) Oscar Monte and the navy captain (r) Carlos Octavio Capdevilla; and, finally, the one that investigates facts of the year 1976. The first three partial elevations will be also part of the next trial.

At the moment, there are 148 people implied in this cause. 63 of them are accused, 59 holding pre-trial detention. 60% of these are detained in the penitentiary complex of Marcos Paz, whereas approximately 35% fulfill house arrest.

Masacre de Margarita Belén

El 13 de diciembre de 1976 en un paraje cercano a Margarita Belén, provincia de Chaco, el Ejército Argentino fusiló a un grupo de presos políticos detenidos en la Alcaldía Policial de Resistencia. Antes de ser asesinados fueron brutalmente torturados. Los responsables de la masacre respondían al jefe de la Brigada de Infantería VII, general Cristino Nicolaides.

La versión oficial afirmó que las víctimas habían muerto a causa de un enfrentamiento con “delincuentes subversivos” mientras eran trasladadas a la unidad penitenciaria Nº10 de Formosa. Sin embargo, las contradicciones en que incurrieron las autoridades y las investigaciones oficiales posteriores permitieron establecer fehacientemente que se trató de una masacre.

El CELS es querellante en la causa, que tramitó en el juzgado federal de Resistencia a cargo de Carlos Skidelsky y llegará a juicio el día jueves 3 de junio. Son 10 los imputados que deberán responder por su responsabilidad en los crímenes. Se trata de los oficiales del Ejército Jorge Carnero Sabol, Horacio Losito, Aldo Martínez Segón, Luis Patetta, Gustavo Athos Renés, Ricardo Reyes, Germán Riquelme y Ernesto Simoni, y del oficial de policía de la provincia de Chaco Alberto Chas.

Centro Clandestino Automotores Orletti

El centro clandestino Automotores Orletti, ubicado en un taller mecánico en Venancio Flores 3521 del barrio de Floresta, funcionó durante 1976 bajo el mando del entonces jefe de la SIDE, general Otto Paladino, en coordinación con el Ejército y fuerzas del Uruguay.

Por Orletti pasaron más de 300 personas, incluido un grupo de uruguayos a quienes se secuestró para robarles un botín de 10 millones de dólares que luego fue repartido entre la SIDE y el grupo de tareas que intervino en el operativo. El CELS es querellante en la causa y patrocina además a las familias de Marcelo Gelman, María Claudia Irureta Goyena y Guillermo Binstock.

El día 3 de junio comenzará el debate oral por esta causa. La misma ha sido elevada a juicio por los casos que se les imputan a los ex represores argentinos, no así a los uruguayos implicados, quienes no podrán ser juzgados en Argentina hasta que no cumplan las condenas impuestas en causas en su país. Se trata de los oficiales del Ejército José Ricardo Arab Fernández, José Nino Gavazzo Pereira, Luis Alberto Maurente Mata, Ernesto Avelino Ramas Pereira, Jorge Alberto Silveira Quesada y Gilberto Valentín Vázquez Bisio y de los oficiales de la Policía Ricardo José Medina Blanco y Ernesto Soca.

Quienes llegan a juicio son Raúl Guglielminetti, Eduardo Ruffo, Honorio Martínez Ruiz – todos ellos ex personal civil de inteligencia de la SIDE – el general de división (re) del Ejército Eduardo Cabanillas, el coronel (re) Rubén Víctor Visuara y el comodoro (re) de la Fuerza Aérea Néstor Guillamondegui.

La Masacre de Fátima

(english version)

En la madrugada del 20 de agosto de 1976 veinte hombres y diez mujeres secuestrados por fuerzas militares y policiales dependientes del Cuerpo I de Ejército fueron apilados y dinamitados en un camino vecinal cercano a la localidad de Fátima. Antes fueron atados, vendados y recibieron disparos en el cráneo desde una distancia menor a un metro, según acreditó en 1985 la Cámara Federal porteña.

Está comprobado que la mayor parte de las víctimas padeció su cautiverio en el centro clandestino que funcionó en la Superintendencia de Seguridad Federal, unidad perteneciente a la Policía Federal Argentina, cita en la calle Moreno de la Ciudad de Buenos Aires.
A comienzos de los años 80, sólo cinco habían sido identificados: se trata de Inés Nocetti, Ramón Lorenzo Vélez, Angel Osvaldo Leiva, Alberto Evaristo Comas y Conrado Alzogaray, mientras que el resto fueron inhumados como NN en el cementerio de Derqui.

El CELS patrocina a las familias de Jorge Daniel Argente, Alberto Evaristo Comas, Susana Pedrini de Bronzel y Horacio Oscar García Gastelú.

El Tribunal Oral Federal 5 fijó fecha de inicio del juicio oral y público para el día 29 de abril de 2008.

Los imputados que juzgará el TOF 5 son los oficiales de la Policía Federal Miguel Angel Timarchi (preso en la cárcel de Devoto), Juan Carlos Lapuyole (con arresto domiciliario) y Carlos Enrique Gallone (también alojado en la cárcel de Devoto). Desde mayo de 2004 se encuentra prófugo el oficial Luis Alberto Martínez, alias Chino o Japonés. Murió impune el comisario Carlos Vicente Marcote.

 

The Fatima Massacre

In the morning of August 20, 1976 twenty men and ten women kidnapped by military and police forces depending from Body I of the Army were piled up and dynamited in a nearby road close to the town Fatima. Previously they had been tied up, bandaged and shot in the head from a distance shorter than a meter, as the Buenos Aires Federal Court proved in 1985.

Most of the victims had been held in captivity in the clandestine center that operated in Federal Coordination, unit belonging to the Argentine Federal Police. Only five were identified in the beginning of the 80s. They are Inés Nocetti, Ramón Lorenzo Vélez, Angel Osvaldo Leiva, Alberto Evaristo Comas and Conrado Alzogaray, while the rest were buried as NN in the Derqui cemetery.

CELS represents the families of Jorge Daniel Argente, Alberto Evaristo Comas, Susana Pedrini de Bronzel and Horacio Oscar García Gastelú.

The Federal Oral Court 5 has set the date for the beginning of the oral and public trial. It will start on 29th April, 2008. The accused officers that the FOC 5 will try are officers of the Federal Police Miguel Angel Trimarchi (detained in the penitentiary known as Devoto), Juan Carlos Lapuyole (detained in his home) and Carlos Enrique Gallone (also detained in Devoto). Since May 2004 officer Luis Alberto Martinez, aka Chino or Japones, has been a fugitive. Captain Carlos Vicente Marcote died unpunished.