Ultima audiencia antes de la feria judicial: desapariciones de los conscriptos, una mujer embarazada, una hermana, un padre, un hermano, un amigo.

Marta María Camaño declaró sobre la desaparición de su compañero Mauricio Poltarak, secuestrado en un bar el 21 de junio de 1978, en una “cita envenenada”. Tenían un bebé.

Hugo Néstor Carballo en 1976 formó parte del grupo de los cincos conscriptos secuestrados del colegio militar. Fueron llevados a Campo de Mayo donde compartió el cautiverio con Luis Daniel García. Según el testigo, “en el lugar había una enorme cantidad de detenidos, cerca de 300, había 2 galpones llenos, con todo tipo de gente”.

Luego declaró Eduardo Lazaro Zavala sobre la desaparición de su hermana Julia. Supo que Julia fue llevada al Olimpo. Según Eduardo, ella no había recibido amenazas ni sentía temor, y no tenía militancia política.

Jorge Luis Maida declaró sobre la desaparición de su amigo y compañero de segundaria, Alfredo Pasquinelli, secuestrado en la casa de su abuela en calle Urquiza. Este testimonio completa los de los hermanos de la víctima.

El portero de la casa de Laura Lía Crespo de Moya declaró sobre el operativo donde se secuestró a Laura y a las otras 2 personas que compartían su departamento.

Por último declaró Estela Gualdero sobre la desaparición de su hermana María del Carmen, el 7 de junio de 1976 cuando fue a la casa de su madre a saludarla por su cumpleaños. Más tarde se supo por denuncias anónimas que cuando María del Carmen se estaba yendo la detuvo un móvil de la comisaría 11 en Acoyte al 400 y fue llevada a Coordinación Federal. María del Carmen tenía un embarazo avanzado. No se sabe que pasó con su bebé. Era militante, habían allanado su casa 6 meses antes. Su familia no sabía donde vivía. El marido de María del Carmen murió en Monte Chingolo.

Las audiencias seguiran a partir del 4 de agosto de 2009, en Comodoro Py 2002.

El robo de niños en el Pozo de Banfield

Con el testimonio de su detención ilegal en el pozo de Banfield, Adriana Calvo confirmó la sospecha de que Cristina Navajas de Santucho dió a luz mientras estaba secuestrada en un centro clandestino de detención y que el bebé fue robado. La testigo conoció a Manuela Santucho y a Cristina Navajas en el Pozo de Banfield el 16 de abril de 1977. Llegó a ese lugar la noche anterior, trasladada desde la comisaría 5ta de La Plata. Al Pozo de Banfield llegó con su hijo, que nació en el auto durante el trayecto. Pudo hablar varias veces con Manuela Santucho y con Cristina quienes le contaron detalles de su secuestro, que habían estado en Orletti, las torturas que habían sufrido, cómo le hicieron leer en voz alta a Manuela la noticia sobre la muerte de su hermano Mario Roberto y cómo asesinaron en Orletti a Carlos Santucho. Contó que el 25 de abril hubo un gran traslado y sólo quedaron 3 peronas sin trasladar. Al resto, más de 25 mujeres y hombres, nunca más se los vió con vida. En ese grupo estaban Manuela y Cristina. Muchos años después supo que Crisitina estaba embarazada y que nunca se lo contó. Supone que le robaron el bebé y no lo dijo para que ella no pensara que le iban a quitar al suyo. El ex detenido Pablo Diaz le contó que había estado en Pozo de Banfield antes que ella y había visto a Navajas embarazada. Según la testigo, el pozo de Banfield fue uno de los centros en los que se puso en práctica el robo sistemático de bebés. Hubo 12 niños apropiados solo allí, uno fue el hijo el de Cristina Navajas.

También declaró Elsa Beatriz Pascuali secuestrada en la noche del 24 al 25 de agosto de 1976 con su marido. Estaba embarazada de 8 meses. A la semana recuperó la libertad, pero su marido sigue desaparecido.

Julia Elena Reynal tenía 18 años cuando secuestraron a su madre. En su testimonio detalló que su madre fue llevada al Olimpo y luego trasladada a la ESMA.

También declaró María del Pilar Alcalá sobre el secuestro de sus padres Lázaro Alcalá y Rosa Natinson, ambos  llevados a una comisaría y luego liberados después de tres días de detención “porque se habían equivocados”.

Luego declaró José Díaz sobre su detención ilegal de 48 horas “por haber alojado a un abogado montonero”.

Por último, declaró Alicia Acevedo sobre el secuestro de su esposo Mario Massuco, el 12 de julio de 1978. Permanece desaparecido.

Las audiencias siguen el miércoles 8 de julio a las 9h30, en el tribunal de Comodoro Py 2002.

¿Y después?

Eso es lo que sucedió después de la llamada de Dora Liliana Falco: mucho silencio. Dora fue secuestrada el 18 de abril de 1978. A la semana llamó y atendieron su hermana Patricia y su mamá. Les cuentó que estaba embarazada y que se iba a volver a comunicar cuando naciera el bebé, pero noo volvieron a saber nunca más nada. Sus hermanas Patricia y Silvia declararon hoy en la audiencia.

Adriana Frisman sobre la desaparición de su hermana de 19 años el 2 de diciembre de 1976, y su propio secuestro en mayo 1977, donde fue detenida ilegalmente 3 semanas en la ESMA.

Antonio Pages declaró sobre su secuestro y el de su hermano Guillermo. El 21 agosto de 1977 él, que tenía 15 años, fue secuestrado por personas que se identificaron como policías. Lo metieron en un Ford blanco, lo llevaron a la ESMA y le preguntaron por sus hermanos, Guillermo y Rosita. Llamaron a su padre desde ahí y trataron de convencerlo que sus hermanos se entregaran. Lo tuvieron 2 días y lo liberaron cerca de su casa. Luego secuestraron a su hermano Guillermo, que había salido del país pero regresó por insistencia de su pareja. Luego cayó Rosita. Según su hermana Gloria, habrían sido detenidos en Altético, Banco, Olimpo.

También declaró Sabino España sobre la desaparición de su padre a quien casi no veía porque estaba separado de su madre.

Por último, declaró el vecino de Oscar Luís de Lavalle sobre el operativo en el cual se lo llevaron un día de verano de 1978. Desde entonces permanece desparecido.

Las audiencias siguen el lunes 6 de julio de 2009 a las 9h30.

Córdoba, Acevedo, Banco, Olimpo, ESMA, Campo de mayo…: los circuitos de la desaparición

El primer testigo de la audiencia, Alberto Osvaldo Derman, vino a declarar sobre la desaparición de su ex esposa Alicia Corda y Ricardo Moya. Fueron todos secuestrados el 6 de diciembre de 1977. Alicia y Ricardo fueron llevados de su domicilio en Acevedo y Córdoba. Cuando lo liberaron en marzo del 78, el testigo pudo recuperar el hijo que tenía en común con Alicia, quién había sido confiado a un orfanato. Según el relato de unos sobrevivientes, Alicia y Ricardo hubieran sido llevado al banco y el atlético. A continuación declaró Isabel Veliz, vecina de Laura Crespo. Confió a ese tribunal que en 1977, vivía en un edificio de la calle Acevedo 1270 y que un día alrededor de las 13hs vio gente armada en la escalera del edificio, de civil y con armas largas. No se identificaron. Laura Crespo permanece desaparecida. Ella estaba también junto a María Bonasorte, quién fue secuestrada también en ese momento, así como lo contó la hermana de la victima. María Bonasorte estudiaba en La Plata y se sentía perseguida. Por eso, se había venido a Buenos Aires. Por declaraciones de ex detenidos se enteró que su hermana fue vista en Atlético y en Banco.
A continuación declaró Leonardo Félix Bauni sobre la desaparición de su novia el seis de diciembre 1976. Se iban a casar seis días después. Ella no militaba pero él si. Según lo que pudo averiguar el testigo, estuvo detenida en la ESMA y Campo de mayo.
También declaró Silvia Esther Grunbaum sobre el secuestro y la desaparición de su hermano Roberto. Fueron secuestrados juntos en casa de sus padres el 16 de junio de 1977, pero llevados en autos separados. Ella fue interrogada y la liberaron 24 horas después. Su padre presentó dos Habeas Corpus sin resultado y trabajo activamente en el CELS. Atribuye la desaparición de su hermano a que estaban en la libreta de un compañero que si militaba (ellos no). Por último, declaró Marta Vasallo sobre su detención ilegal en el centro clandestino de detención Atlético.

Las audiencias siguen el jueves 2 de julio 2009 a las 9h30.