Sin cambios en los traslados de los imputados con prisión domiciliaria

En una nueva audiencia, el TOF 5 rechazó el pedido de la fiscalía y las querellas para que los acusados con prisión domiciliaria sean custodiados por fuerzas de seguridad durante los traslados a la sala de audiencias.
La negativa fue resuelta a partir de los votos de los jueces Daniel Obligado y Ricardo Farías, quienes argumentaron que la ley excluye el control del arresto domiciliario por parte de organismos de seguridad, y que la detención durante el juicio es “una medida cautelar” pues “pesa sobre ellos el estado de inocencia”. El otro miembro del tribunal, Oscar Hergott, en cambio, se pronunció a favor del pedido, alegando que el Servicio Penitenciario Federal cumple con la función del traslado de imputados.
Durante la audiencia se continuó la lectura del requerimiento de elevación a juicio del tramo de la causa conocido como “Testimonios B”, que consiste en el episodio conocido como “Iglesia Santa Cruz”.

El juicio entró en un nuevo cuarto intermedio hasta una nueva audiencia que se celebrará el 5 de febrero a las 10 horas.

11º audiencia: “pedirles a los asesinos y torturados que tengan la valentía de decir donde están los cuerpos de los desaparecidos, valentía que no tuvieron cuando asesinaron…”

El viernes 15 de enero declaró Emilio Guagnini, hijo de María Isabel Valoy de Guagnini y Diego Guagnini, quienes fueran secuestrados y trasladados al CCDT “Atlético” y continúan desaparecidos. En la presente causa se investiga el secuestro y desaparición de María Isabel.
Emilio relató que su madre vivía en Tucumán y durante la secundaria militaba en la UES (Unión de Estudiantes Secundarios); que luego empezó la Universidad en donde conoció a Diego, y ambos empezaron a militar en una organización de izquierda que años después se uniría a Montoneros (por el año 1973 con la llegada de Cámpora a la presidencia). Sus padres se mudaron a Buenos Aires en 1973, en 1975 nació él, y en 1977 en la última semana de mayo fue secuestrada su madre primero y luego su padre junto con él, cuando tenía un año y ocho meses de edad. Los tres permanecieron durante la primera semana en el CCDT “Atlético”; luego él fue entregado a un tío abuelo materno que pertenecía a la Fuerza Aérea (Esteban Ángel Valoy que está citado como testigo) y su padre fue trasladado al CCDT “Vesubio”. Sabe que su madre fue trasladada a mediados de julio del mismo año a su destino final que debió ser la muerte.
Por otro lado, Emilio contó que a lo largo de toda su vida recopiló información sobre su historia y el secuestro y destino final de sus padres razón por la cual al presente puede contar la historia. Destacó los datos aportados por Ana María Careaga que compartió celda con su madre en el “Atlético” y Luciani que estuvo detenido con su padre en el “Vesubio”. Asimismo, contó que su abuelo escribió sus memorias y le dedicó un capítulo al secuestro y desaparición de sus dos hijos, Diego y Luis Rodolfo (la desaparición de éste último también es caso en la presente causa) y su nuera, María Isabel.
Por último, refirió que quería hacer suyas las palabras del compañero de HIJOS Pisoni y pedirles a los asesinos y torturadores que tengan la valentía de decir donde están los cuerpos de los desaparecidos, la que no tuvieron cuando asesinaron y torturaron a personas indefensas, y así también pedirle al tribunal cárcel común y efectiva.
En otro orden de cosas, una de las querellas solicitó que se extraigan testimonios y se remitan a instrucción por el hecho del secuestro de Emilio, pues constituye un delito de acción pública imprescriptible por ser considerado un delito de lesa humanidad que no está siendo investigado; en relación a ello el tribunal expresó que lo tendría en consideración.

La próxima audiencia se realizará el 2 de febrero a las 11 hs.; se recibirá la declaración testimonial de Juan Agustín Guillén, Fernando Daniel Tocco Basualdo, Julieta Risso y Pablo Martín Risso.

¿Traslados con custodia?

La audiencia de hoy empezó a pesar de la ausencia de los imputados Juan Antonio Azic y Oscar Montes. Recordemos que se suspendido el juicio a los imputados Carlos Generoso y Néstor Savio, por razones de salud. Antes la solicitud del Dr. Yanzón en relación a que la custodia de los traslados de los detenidos en arresto domiciliario sea realizada por personal del Servicio Penitenciario Federal, el tribunal dio la palabra a las otras partes para que se expidan. El fiscal Pablo Ouviña había presentado un escrito sobre la cuestión, y se remitió a esos argumentos. Luego las querellas se presentaron a favor de la custodia de los traslados de los detenidos. Las defensas que debieron pronunciarse sobre el tema coincidieron en que debería mantenerse la actual situación de los detenidos, porque no se demostró nunca la voluntad de estos imputados de escapar a la justicia (los imputados que benefician de arresto domiciliario son Manuel García Tallada, Julio César Coronel, Oscar Montes y Ernesto Weber). El abogado defensor de Coronel – que además es su hijo – declaró que éste siempre avisa a la policía con mucha diligencia cuando tiene que salir de su casa.

Luego se continuó la lectura del requerimiento de elevación a juicio por los hechos de la Iglesia Santa Cruz. En ese requerimiento, figura una parte importante sobre los vuelos de la muerte, así como una descripción de los hechos por los propios sobrevivientes de la ESMA.

El tribunal entró en un cuarto intermedio hasta el 27 de enero a las 10hs.