Comenzó el juicio a los responsables del centro clandestino “El Vesubio”

Luego de varias suspensiones y otros tantos inconvenientes, el viernes 26 de febrero de 2010, comenzó el juicio en el cual se juzgará a los responsables de los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención conocido como “El Vesubio”.
Desde la reapertura de los juicios a los responsables de la represión ilegal, la sala de audiencias utilizada para la ocasión desbordaba de público, lo cual obligó que se habilitara el salón de usos múltiples, en el subsuelo del edificio de Comodoro Py 2002. De esta manera, todo el público que concurrió pudo seguir a través del circuito cerrado de televisión lo que acontecía en el recinto.
La sala que se utilizó en el inicio del juicio es la misma en la cual se están desarrollando, de manera simultánea, los debates por las causas de los centros clandestinos de detención Atlético Banco y Olimpo y ESMA.
El debate comenzó a las 18, estando presentes los imputados Héctor Humberto Gamen, Pedro Alberto Durán Sáenz, Hugo Idelbrando Pascarelli, Ramón Antonio Erlán, José Néstor Maidana, Roberto Carlos Zeoliti, Diego Salvador Chemes y Ricardo Néstor Martínez. Como representante del Ministerio Público Fiscal, el fiscal federal Félix Crous.
También estuvieron presentes los abogados querellantes del CELS, Justicia Ya, Abuelas de Plaza de Mayo, la Embajada de Alemania y la Secretaría de Derechos Humanos.
Cuando eltribunal permitió que ingresaran los fotógrafos al recinto el imputado Hugo Idelbrando Pascarelli, coronel retirado del Ejército, intentó de manera infructuosa que las cámaras de los no pudiesen retratarlo, escudándose en las espaldas de sus abogados defensores.
La jornada, aunque consistió sólo en la lectura de parte de los requerimientos fiscales de elevación a juicio, fue extensa. Concluyó pasadas las 22, y el presidente del tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el día miércoles 3 de marzo a las 11.

19º audiencia

El martes 23 de febrero declararon Susana Trifeiletti de Brazzola y Carlos Brazzola por el secuestro y desaparición de Electra Irene Lareu y José Rafael Beláustegui Herrera.

El 30 de mayo de 1977 un grupo de hombres armados y vestidos de civil que refirieron ser policías, detuvieron a la salida del trabajo a Brazzola y lo llevaron a su casa. Allí, el matrimonio Brazzola vivía junto a Electra y su hijo Antonio y, ocasionalmente, con José, compañero de Electra.

Carlos, Electra y José fueron conducidos al CCDT Club Atlético, dejando a Antonio al cuidado de Susana.

La primera noche, Carlos y Electra compartieron celda, pero luego Carlos no volvería a saber de ella ni de José. Dentro del CCDT fue sometido a interrogatorios y torturas y a los pocos días fue liberado. Carlos y Electra se conocían porque habían militado juntos en el centro de estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad.

Luego, declaró Luis Carlos Maldacena, vecino de Diego Guagnini y María Isabel Valoy cuando éstos fueron secuestrados. Maldacena fue quien llamó al comando radioeléctrico en el momento en que se realizaba el operativo y, según su declaración, le informaron que se trataba de un operativo en conjunto de la Policía Federal y el Ejército.

Ángel Esteban Valoy declaró que, 30 años atrás, un hombre con barba le entregó un bebé al que reconoció como su sobrino nieto, hijo de María Isabel y Diego. Según los dichos de Ángel, el hombre se escapó y él decidió llamar a Tucumán a su cuñada, Casilda, para que pasara a retirar al bebé. Al otro día, vino de Tucumán un hijo de su cuñada y se llevó al bebé. Ángel Valoy era Sub-Oficial 2º de la Marina de Guerra y avisó de la anormalidad a su superior jerárquico.

Por último, declaró Susana Diéguez por su secuestro y desaparición. Susana manifestó que el 19 de abril de 1977 un grupo de hombres ingresó a su domicilio y que durante el operativo abusaron sexualmente de su hermana de 17 años y luego se la llevaron a ella secuestrada.

Susana, que militaba en a Juventud Peronista, fue conducida al CCDT Atlético, donde fue interrogada bajo tortura. Allí, vio a Julio Meilán, otro militante peronista que aún se encuentra desaparecido. Luego, fue llevada a la leonera y violada por el “Turco Julián”; sometida a un simulacro de fusilamiento y luego liberada.

En el marco de la declaración testimonial, se le exhibieron fotografías de los represores imputados, en las que pudo reconocer a Ricardo Taddei a quien le decían “padre” o “cura”.

18º audiencia

El 22 de febrero declararon Ricardo Hugo Peidró y Gabriela Beatriz Funes de Peidró por su secuestro del 10 de mayo de 1977 de la casa de los padres de Ricardo cuando fueron a buscar a su bebé que se encontraba con sus abuelos.

Gabriela y Ricardo militaban en la Juventud Universitaria Peronista (JUP) de la Facultad de Medicina y habían pasado a la clandestinidad luego de la desaparición, asesinato y exilio del resto de sus compañeros de militancia. En su declaración, afirmaron que al momento de su secuestro sólo se encontraban militando en su agrupación ellos dos y Alejo Mallea, quien desaparecería un año y medio después.

Los secuestradores los trasladaron al CCDT Atlético, donde fueron sometidos a interrogatorios que se centraron en el paradero de “Pablo”, que era Alejo Mallea. Gabriela fue liberada a los pocos días y permaneció en una especie de libertad vigilada. El 28 de mayo liberaron a Ricardo y en diciembre se exiliaron en Brasil.

Dentro del campo, se encontraron con dos compañeros de militancia: “Gerónimo”, que era Rubén Medina, y “Muñeca”, que era Roxana Giovannoni. Ambos permanecen desaparecidos.

En la misma audiencia, declaró Elena Isabel Nicolía de Herrera por el secuestro y desaparición de su hermana Graciela y su cuñado Gustavo Groba. Elena relató que el 3 de junio de 1977, cuando ingresaba con su hijo de un año y su hermana al edificio donde vivían Graciela y Gustavo, fueron atacados por hombres armados que metieron a su hermana en su departamento y a ella en el de los caseros. Desde allí, pudo escuchar que se llevaron secuestrados a la pareja.

Luego de este hecho, su padre realizó denuncias y presentó habeas corpus, pero recién tuvieron noticias del destino de Graciela y Gustavo cuando Jorge Allega, sobreviviente del Atlético, les comunicó que había estado en el campo de concentración con ellos. Al momento del secuestro, ambos eran estudiantes universitarios y militaban en el Partido Comunista. Se encuentran desaparecidos.

Por último, declararon Raúl Aguirre y Marcelo Fernández que manifestaron haber trabajado con el imputado Jorge Uballes en el Departamento de Comunicaciones de la Policía Federal Argentina.

Terminó la lectura de los requerimientos de elevación a juicios. Comienza la lectura de los autos de clausura.

Hoy siguió la lectura del requerimiento de elevación a juicios del imputado Fotea por la privación ilegal de la libertad, el homicidio y el robo de los bienes del periodista y escritor Rodolfo Walsh.

La semana próxima empezará la lectura de los autos de clausura a pesar de que las querellas y la fiscalía pidieron al tribunal que se den por leídas. Siendo un derecho de la defensa, los defensores oficiales y privados de los imputados rechazaron ese pedido y solicitaron que se lean las elevaciones. Por lo tanto, la próxima audiencia del viernes 26 de febrero de 2010 empezará con estas lecturas.

El tribunal entró en un cuarto intermedio hasta el viernes 26 de febrero de 2010, a las 10h.

Suspensión de la audiencia por problemas de salud de un imputado

Luego de dos horas de espera, el tribunal decidió suspender la audiencia de hoy y entró en un cuarto intermedio hasta el viernes 19 de marzo a las 10h. El motivo de la suspensión es el estado de salud del imputado Pernías. Ese último había sido internado el viernes pasado por lo que no había podido concurrir a la audiencia. Ayer, los médicos del hospital Naval no veían inconvenientes para que asistiese a la audiencia, pero los médicos forenses decidieron hoy que lo contrario. A pesar del aviso médico, el imputado Pernías insistió con asistir a la audiencia. Finalmente, el tribunal decidió suspender la audiencia hasta el próximo viernes mientras se resuelve este asunto.

Próxima audiencia el 19 de marzo a las 10h, en Comodoro Py 2002.

17º audiencia

El 16 de febrero declaró Nora Beatriz Bernal por su secuestro, el de su compañero Jorge Daniel Toscano y el de su hermana Patricia. Jorge permanece desaparecido.

Nora declaró que el 30 de enero de 1978 fue secuestrada junto a su compañero cerca de la casa de la madre de Jorge, Emma Ferrario de Toscano, quedando el hijo de la pareja al cuidado de la abuela.

En un primer momento, fueron llevados a la puerta de su vivienda, Nora presenciaron el saqueo de sus pertenencias, y luego fueron trasladados al CCDT Banco. Durante su cautiverio, Bernal permaneció un tiempo aislada en un “quirófano”, tabicada y engrillada. A Jorge, su compañero, pudo verlo en diferentes oportunidades e incluso presenció sesiones de tortura con picana.

Por otro lado, relató que a consecuencia de los golpes sufridos estuvo varios días en la enfermería y que luego fue trasladada nuevamente al quirófano hasta su liberación el 17 de febrero.

En abril, fue secuestrada nuevamente. Esta vez, fue junto a su hermana Patricia. En esa oportunidad, Nora afirmó que estuvo absolutamente aislada en un quirófano durante quince días y que, un domingo, uno de los represores de la guardia la torturó y la violó. Por los dichos de los otros represores, supo posteriormente que se había tratado de “Cobani” (Samuel Miara).

A mediados de julio la liberaron y, en varias oportunidades posteriores a su liberación, los represores llevaron a Jorge de visita a su casa. Nora no volvió a verlo después del 6 de enero de 1979.

Durante la audiencia, se le exhibieron fotografías de la época de los represores imputados en las que reconoció a “Kung Fu” y a “Clavel”.

Por otro lado, Amanda Consuelo González de Oshmer declaró por el secuestro y desaparición de su hermana Susana González Weisz y su cuñado Marcelo Weisz. Amanda relató que el 16 de febrero de 1978 dos hombres que dijeron pertenecer a las fuerzas de seguridad dejaron a su cuidado al hijo de Susana y Marcelo, quienes habían sido secuestrados y trasladados al CCDT Banco.

Los represores llevaban de visita al matrimonio una vez por mes a la casa de sus padres. Hacia el final de su declaración, se exhibió en la sala un informe realizado por el programa televisivo Telenoche Investiga en el que “el Turco Julián” afirmaba que no deberían haber asesinado al matrimonio Weisz y a Jorge Toscano.

Luego, declaró Julia Rosa González, también hermana de Susana. Julia relató las visitas de Susana y Marcelo luego de su secuestro y también hizo declaraciones sobre la desaparición de su hermano, Oscar Alberto González, el 10 de agosto de 1977.

Por su parte, Nélida Isabel Lozano relató que fue secuestrada de una quinta de la localidad de Moreno junto a su ex esposo Osvaldo Acosta y asu actual compañera, Celia Conte. Los tres fueron trasladados al CCDT Banco. Nora relató que, en una oportunidad, fue llevada por “Soler” (Oscar Rolón) y “Cobani” (Samuel Miara) a retirar escrituras inmobiliarias del Banco Cooperativo cercano a la Plaza de Mayo.

Para cerrar la jornada, el Comisario Mayor de la Policía Federal Argentina (R) Oscar Eduardo Rodríguez declaró que el imputado Juan Carlos Falcón trabajaba en esa época en el Ministerio del Interior de la Nación y que integraba las brigadas de seguridad del ministro.

16º audiencia

El 15 de febrero declararon Guillermo Daniel Cabrera Cerochi y Osvaldo Juan francisco La Valle sobre sus secuestros.

Cabrera Cerochi militaba en una unidad básica de la Juventud Peronista (JP) del barrio en el que vivía, pero debido a que tuvo que realizar el servicio militar obligatorio, se había distanciado de las actividades.

En abril de 1977, fue secuestrado por un grupo de hombres que dijeron pertenecer a Gendarmería y fue trasladado al CCDT Atlético. Allí sufrió lo que describió como “el suplicio continuado”: vejaciones, miedo, antisemitismo y tortura física y psíquica.

Más tarde, declaró Osvaldo Juan Francisco La Valle, secuestrado de su domicilio el 15 de julio de 1977 y trasladado al Atlético donde permaneció cautivo hasta su liberación el 5 de octubre. La Valle militaba en el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) y había tenido actividad sindical en la editorial en la que trabajaba y a la que renunciól por integrar las listas negras de la Alianza Anticomunista Argentina.

Homicidio y desaparición de Rodolfo Walsh

El tribunal siguió leyendo el caso Walsh con la imputación de Ricardo Miguel Cavallo. El fiscal de instrucción imputó a Cavallo por haber participado junto a los demás imputados, en la detención de Rodolfo Jorge Walsh -militante de singular importancia dentro de la estructura orgánica de Montoneros- para su posterior interrogatorio.

El tribunal empezó a leer el requerimiento de elevación a juicio de Fotea, por el caso Walsh.

El tribunal entró en un cuarto intermedio hasta el miércoles 17 de febrero a las 10h.