Causa Masacre de Trelew

En esta causa se juzgaron los hechos originados el 15 de agosto de 1972, con la fuga de veinticinco presos políticos que se encontraban en la Unidad 6 del Servicio Penitenciario Federal, ubicada en Rawson. En esa oportunidad, seis de los prisioneros lograron escapar a Chile y los 19 restantes se entregaron en el aeropuerto de Trelew al capitán de navío Luis Emilio Sosa, segundo jefe del Batallón de Infantería Marina de la base aeronaval Almirante Zar. Seis días después, en la madrugada del 22 de agosto, 16 de los prisioneros fueron asesinados por personal militar. Murieron Carlos Heriberto Astudillo, Rubén Pedro Bonet, Eduardo Adolfo Capello, Mario Alberto Delfino, Carlos Alberto Del Rey, Alfredo Elías Kohon, Clarisa Rosa Lea Place, Susana Graciela Lesgart, José Ricardo Mena, Miguel Ángel Polti, Mariano Pujadas, María Angélica Sabelli, Humberto Segundo Suárez, Humberto Adrián Toschi, Jorge Alejandro Ulla y Ana María Villarreal de Santucho. María Antonia Berger, Alberto Miguel Camps y Ricardo René Haidar, también fueron fusilados pero lograron sobrevivir y dar su testimonio antes de ser desaparecidos durante la última dictadura militar.

El juicio comenzó el 7 de mayo en la ciudad chubutense de Rawson. Los imputados fueron ex marinos Luis Sosa, Emilio Del Real y Carlos Marandino; el ex jefe de la Base Almirante Zar Rubén Norberto Paccagnini  y el juez militar designado para realizar la investigación sobre los hechos, Jorge Bautista. El ex marino Horacio Alberto Mayorga fue apartado de este juicio por razones de salud.

El 15 de octubre el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia condenó a prisión perpetua a los marinos Sosa,  Del Real y Marandino. Por otro lado, absolvió a Paccagnini y Bautista. Los jueces consideraron que los hechos ocurridos en agosto de 1972 constituyen crímenes de lesa humanidad y, por lo tanto, son imprescriptibles, tal como había requerido el CELS. Además, el tribunal ordenó que se solicite la extradición de Roberto Guillermo Bravo, quien reside en los Estados Unidos y está acusado de haber sido uno de los autores de la masacre.

El CELS recurrió las absoluciones en noviembre  de 2012 solicitando que se revoquen y se condene Bautista a la pena de dos años y a Paccagnini a la pena de prisión perpetua por los delitos por los que fueran acusados. Aún no hay resolución sobre esta cuestión.

Causa ESMA ( I y II)

En esta causa se investigan los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

El primer juicio por esta causa se llevó a cabo en diciembre de 2007 con un único imputado, Héctor Febrés, quien murió días antes de la lectura de la sentencia, impidiendo así que el juicio llegue a su término.

El 11 de diciembre de 2009 se inició un segundo juicio por ESMA, con los casos cuya investigación había sido frenada con las leyes de impunidad de los años 1986 y 1987 y los imputados fueron  Jorge Eduardo “Tigre” Acosta, Alfredo Astiz, Juan Antonio Azic, Carlos Antonio Capdevilla, Ricardo Miguel Cavallo, Julio César Coronel, Adolfo Donda Tiguel, Juan Carlos Fotea Dineri, Manuel Jacinto García Tallada, Pablo Eduardo García Velasco, Oscar Antonio Montes, Antonio Pernías, Jorge Carlos Radice, Juan Carlos Rolón, Raúl Enrique Scheller, Ernesto Frimón Weber, Alberto González y Néstor Omar Savio. Carlos Orlando Generoso estaba procesado pero fue apartado del juicio por cuestiones de salud. Será juzgado en la causa ESMA III.

Este juicio unificó tres partes de la mega-causa ESMA: Testimonios A (investigaciones cerradas en la década del ’80, pero que no pudieron llegar a juicio por la sanción de las leyes de impunidad, referidas a hechos padecidos por 79 víctimas), Testimonios B (conocida como “causa Monjas Francesas” o “Iglesia de la Santa Cruz”) y Testimonios C (conocida como causa “Walsh”, porque allí se investigó la desaparición del periodista y escritor).

El 27 de octubre de 2011 el Tribunal Oral Federal n° 5 condenó a prisión perpetua a 14 imputados: Alfredo Astiz, Jorge Eduardo Acosta, Ricardo Cavallo, Oscar Antonio Montes, Antonio Pernías, Jorge Radice, Adolfo Donda, Raúl Scheller, Alberto González, Julio Cesar Coronel, Ernesto Weber y Néstor Omar Savio. Juan Carlos Fotea, ex sargento de la policía federal, fue condenado a 25 años de prisión; Carlos Capdevilla, por su parte, fue condenado a 20 años y Juan Antonio Azic a 18. Juan Carlos Rolón y Pablo García Velasco fueron absueltos, sin embargo debieron permanecer en prisión preventiva por estar vinculados a otras causas.

Ingresá al archivo del “día por día” haciendo clic aquí

Causa Atlético- Banco- Olimpo (ABO) bis

Se trata del segundo tramo del juicio de la causa Atlético- Banco- Olimpo (ABO) en el que se acusó al ex policía federal Pedro “Calculín” Godoy y el ex miembro del Ejército Alfredo “Cacho” Feito por los mismos 181 crímenes de lesa humanidad cometidos en ese circuito represivo que se habían juzgado en el primer juicio.

El 8 de junio de 2012 el Tribunal Oral Federal n° 2 condenó a Godoy a 25 años de prisión y a Feito a 18 años.

Causa Masacre de Margarita Belén

En esta causa se investigaron los hechos que tuvieron lugar el 13 de diciembre de 1976 cuando 22 presos políticos que se encontraban detenidos en la alcaidía policial de Resistencia fueron fusilados por personal que respondía a la VII Brigada del Ejército, a cargo del general Cristino Nicolaides, en las cercanías de la localidad de Margarita Belén. Antes de la ejecución, habían sido torturados de manera brutal. La versión oficial sostuvo que las víctimas habían muerto a causa de un enfrentamiento con “delincuentes subversivos”, mientras eran trasladadas a la unidad penitenciaria Nº 10 de Formosa. Sin embargo, las contradicciones en que incurrieron las autoridades de la provincia y las investigaciones oficiales posteriores permitieron establecer que se había tratado de una masacre.

El juicio comenzó el 3 de junio de 2010 y los imputados fueron los militares Gustavo Athos, Horacio Losito, Aldo Martínez Segón, Jorge Carnero Sabol, Ricardo Reyes, Germán Riquelme, Ernesto Simoni y Luis Patetta; y el policía Alfredo Chas.

Luego de 34 años de impunidad, el 16 de mayo de 2011, el Tribunal Oral Federal de Resistencia condenó a  prisión perpetua a Athos, Losito, Segón, Carnero Sabol, Reyes, Riquelme, Simoni y Patetta, mientras que absolvió por falta de pruebas a Chas.

Causa Automotores Orletti

En esta causa se investigaron los crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención Automotores Orletti, ubicado en un taller mecánico del barrio de Floresta, que  funcionó durante 1976 bajo el mando del entonces jefe de la SIDE, general Otto Paladino, en coordinación con el Ejército y militares uruguayos para concentrar a los secuestrados del Plan Cóndor. Por allí pasaron más de 300 personas, incluido un grupo de uruguayos.

El juicio comenzó el 3 de junio de 2010 y los imputados fueron los militares y parapoliciales Rubén Víctor Visuara; Eduardo Rodolfo Cabanillas; Honorio Carlos Martínez Ruiz -alias “Pájaro” o “Pajarovich”-; Raúl Antonio Guglielminetti -alias El “Mayor Guastavino”-; Eduardo Alfredo Ruffo, y Néstor Horacio Guillamondegui, quien fue separado del juicio por un problema de salud. Además fueron imputados en la causa miembros del Ejército y la Policía de Uruguay pero no pudieron ser juzgados ya que la justicia uruguaya dispuso que primero debían cumplir la condena dictada en su país. Se trata de los oficiales del Ejército José Ricardo Arab Fernández, José Nino Gavazzo Pereira, Luis Alberto Maurente Mata, Ernesto Avelino Ramas Pereira, Jorge Alberto Silveira Quesada y Gilberto Valentín Vázquez Bisio y de los oficiales de la Policía Ricardo José Medina Blanco y Ernesto Soca.

El 1° de abril de 2011 el Tribunal Oral Federal n° 1 condenó a Cabanillas a prisión perpetua;  a Ruffo y Martínez Ruiz a 25 años de prisión, y a Guglielminetti a 20 años. Visuara murió en el transcurso del juicio.

Causa El Vesubio

En esta causa se investigan los crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención “El Vesubio”, que se encontraba ubicado en un predio del Servicio Penitenciario Federal en la intersección de Camino de Cintura y Autopista Gral. Ricchieri. Se sospecha que comenzó a ser demolido a finales de 1978 con motivo de la visita a nuestro país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El juicio comenzó el 26 de febrero de 2010 y los imputados fueron los oficiales del ejército Héctor Humberto Gamen, Pedro Alberto Durán Saenz y Hugo Ildebrando Pascarelli; y los penitenciarios Diego Salvador Chemes, Roberto Carlos Zeoliti, José Nestor Maidana, Ricardo Néstor Martínez, y Ramón Antonio Erlán.

El 14 de julio de 2011 el Tribunal Oral Federal n° 4 condenó a Gamen y Pascarelli a prisión perpetua; a Maidana a 21 años y seis meses; a Chemes a 21 años y seis meses;  a Erlán y Martínez a 20 años y seis meses; y a Zeolitti a 18 años. Duran Sáenz, jefe del centro clandestino, murió impune antes de llegar a la finalización del juicio.

El CELS patrocinó a las familias de María Teresa Trotta, Roberto Castelli, Laura Isabel Feldman y Roberto Luis Cristina.

Causa Atlético- Banco- Olimpo (ABO)

En esta causa se investigaron los crímenes de lesa humanidad cometidos contra 181 víctimas en el circuito represivo Atlético-Banco-Olimpo, tres centros clandestinos de detención dependientes del I Cuerpo del Ejército que funcionaron de manera sucesiva implicando la mudanza de detenidos y guardias a cada una de las distintas sedes a medida que se iba cerrando la anterior. “El Atlético” funcionó desde mediados 1976 hasta diciembre de 1977; “El Banco” desde fines de 1977 hasta mediados 1978 y “El Olimpo” desde 16 de agosto de 1978 hasta inicios de 1979.

El juicio comenzó el 24 de noviembre de 2009 y los imputados fueron el ex adjunto del Servicio Penitenciario Federal Juan Carlos Avena; los gendarmes Guillermo Víctor Cardozo y Eugenio Pereyra Apestegui -alias “Quintana”; el teniente coronel retirado Enrique José Del Pino; los ex comisarios de la Policía Federal (PF) Luis Juan Donocik -alias “Polaco chico”-, Raúl González -alias el “Negro”-, Roberto Antonio Rosa -alias “Clavel”- y Eduardo Kalinek -conocido como “Dr. K”; los ex oficiales de la PF Juan Carlos Falcón -alias “Kung Fu- y Ricardo Taddei; los ex suboficiales de la PF Oscar Augusto Isidro Rolón -conocido como “Soler”- y Julio Simón -alias “el Turco Julián”; el miembro de Inteligencia del Ejercito Raúl Antonio Guglielminetti -alias el “Mayor Guastavino”-;  el jefe de guardia Samuel Miara, – alias “Cobani”-, y el ex subcomisario Eufemio Jorge Uballes -alias Anteojito-. Además, se sumaron como imputados Carlos Alberto Roque Tepedino y Mario Alberto Gómez Arenas acusados por la causa de la de masacre de la calle Belén que se juzgó en el mismo debate.

El 21 de diciembre de 2009 el  Tribunal Oral Federal nº 2 condenó a Avena, Rolón, Donocik, Kalinec, Uballes, González, Simón, Miara, Pereyra Apestegui, Cardozo, Rosa y Del Pino a prisión perpetua. En tanto, Guglielminetti, Taddei,  Tepedino y Gómez Arenas fueron condenados a 25 años de prisión, por los mismos hechos los dos primeros y por la masacre de la calle Belén los dos últimos. Falcón fue absuelto y el CELS apeló ese fallo.

Causa Olivera Róvere y Jefes de Área

En esta causa se investigaron a las máximas autoridades militares de Capital Federal por  su responsabilidad en los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar.

El juicio comenzó el 4 de agosto de 2009 y fueron juzgados el general Jorge Carlos Olivera Róvere, jefe de subzona y por ende máxima autoridad militar en Capital Federal durante 1976, y cuatro jefes de las diferentes áreas en las que se encontraba dividida la ciudad. Se trata de los coroneles Bernardo José Menéndez, Humberto José Román Lobaiza y Felipe Jorge Alespeiti, y el General Teófilo Saa. Otro de los imputados, el general Rodolfo Wehner, falleció antes de la finalización del debate. También falleció quien fuera el Jefe del I Cuerpo , Carlos Guillermo Suarez Mason, antes de que comenzara el debate.

El 23 de octubre de 2009 el tribunal condenó a Róvere y Menéndez a prisión perpetua y absolvió a Lobaiza, Alespeiti y Saa.

El CELS, querellante en la causa en representación de Carmen Aguiar de Lapacó, apeló la sentencia y el 13 de junio de 2012, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal revocó la sentencia y condenó a Lobaiza a 25 años de prisión y Alespeiti y Saa a 22.

Causa Masacre de Fátima

En esta causa se juzgó el asesinato de veinte hombres y diez mujeres secuestrados por fuerzas militares y policiales dependientes del Cuerpo I de Ejército en la madrugada del 20 de agosto de 1976.  Está comprobado que las víctimas padecieron su cautiverio en el centro clandestino que funcionó en la Superintendencia de Seguridad Federal, unidad perteneciente a la Policía Federal Argentina, en la calle Moreno de la Ciudad de Buenos Aires.

El juicio comenzó el 29 de abril de 2008 y los imputados fueron los oficiales de la Policía Federal Miguel Ángel Timarchi,  Juan Carlos Lapuyole y Carlos Enrique Gallone. También estaban acusados el oficial Luis Alberto Martínez  alias “Chino” o “Japonés”, que se estuvo prófugo desde mayo de 2004 hasta 2012 y que ahora se encuentra procesado, y el comisario  Carlos Vicente Marcote, quien murió impune.

El 11 de julio de 2008 el Tribunal Oral Federal Oral n° 5 condenó a prisión perpetua a Lapuyole y Gallone y absolvió a Timarchi. El CELS patrocinó a las familias de Jorge Daniel Argente, Alberto Evaristo Comas, Susana Pedrini de Bronzel y Horacio Oscar García Gastelú. La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la sentencia en septiembre de 2012.

Causa Batallón 601

En esta causa se investigaron los secuestros, las torturas y las desapariciones de un grupo de militantes montoneros detenidos ilegalmente al regresar al país en la operación denominada contraofensiva, entre fines de 1979 y principios de 1980.

La causa se rige por el Código de Procedimientos viejo, es decir que no hubo juicio oral sino que el proceso se desarrolló en su mayoría por escrito. Los militares juzgados en esta causa fueron Cristino Nicolaides, Pascual Omar Guerrieri, Jorge Luis Arias Duval, Juan Carlos Gualco, Carlos Gustavo Fontana, Waldo Carmen Roldán,  Julio Héctor Simón, -alias el Turco Julián-, y Santiago Manuel Hoya. Julio César Bellene falleció impune antes de que se conociera la sentencia.

Las seis víctimas por las que fueron juzgados fueron  Julio César Genoud, Verónica María Cabilla, Ángel Carbajal, Lía Mariana Ercilia Guangiroli, Ricardo Marcos Zucker y Silvia Noemí Tolchinsky. Los cinco primeros continúan desaparecidos.

El 18 de diciembre de 2007 el juez Ariel Lijo, a cargo de la causa, condenó a Nicolaides, Duval y Hoya a 25 años de cárcel; a Gualco, Roldán y Simón a 23 años, y a Fontana y a Guerrieri a 21 y 20 años respectivamente.

Fallos posteriores

Luego de ese primer tramo, en esta misma causa, el 31 de mayo de 2012, el juez Lijo condenó a Antonio Herminio Simón a 19 años de prisión y a Alfredo Omar Feito a 10 años de prisión, por esos mismos crímenes de lesa humanidad cometidos en la operación denominada contraofensiva de Montonero, y absolvió a Julián Marina y Ramón Pereiro.

Por otro lado, el 21 de septiembre de 2012, en otro tramo, el juez Lijo condenó a los agentes secretos de inteligencia de la Central de Reunión del Batallón de Inteligencia 601 Carlos Eduardo Somoza y a Jorge Oscar Baca a 10 años de prisión y absolvió a  Julio Alberto Cirino.