Huellas de la memoria: 23 años del atentado a la AMIA

A partir de la causa AMIA se puede contar la historia del atentado terrorista más grande ocurrido en el país, del inmoral encubrimiento de sus responsables, del cínico uso político y electoralista que se hace del caso y de la responsabilid de las estructuras policiales, judiciales y de inteligencia. También, de la incansable lucha por la verdad y la justicia de los familiares de las víctimas, historias individuales que se hicieron colectivas.

  

Las víctimas siguen pidiendo justicia

Durante dos décadas la investigación del atentado a la AMIA estuvo cruzada por operaciones y desvíos, atada a los vaivenes de los servicios de inteligencia nacionales y extranjeros, con la justicia federal instrumentada a ese fin. La muerte de Nisman es otro punto trágico del calvario de las víctimas.

  

Anuncios de probada ineficacia

Con una estrategia basada en la demagogia punitiva, distintos funcionarios sostuvieron que hay que bajar la edad de punibilidad para los jóvenes que cometen delitos y modificar el régimen penal juvenil. Sin embargo, el gobierno no presentó ningún proyecto, antes bien reforzó el sentido común con propuestas punitivas salvadoras, ya desmentidas por la realidad.

  

Un nuevo modelo de Secretaría de Inteligencia

A partir de la muerte del fiscal Alberto Nisman, se volvió a instalar en la agenda pública el rol de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE) en la investigación del atentado a la AMIA, las maniobras de encubrimiento y la reforma pendiente de la Ley de Inteligencia Nacional.